Declaración internacional sobre Escuelas Seguras ha recibido la adhesión de 51 Estados

noviembre 4, 2015 en Internacional, Noticias, Rumbo a Corea por Fabíola Munhoz

Durante la 38ª Conferencia General de la UNESCO, los Estados Miembros fueron invitados a adherirse a la Declaración sobre Escuelas Seguras, que ofrece a los gobiernos la oportunidad de expresar un amplio apoyo político a la protección y continuación de la labor educativa en medio de los conflictos armados

Fuente: UNESCO

Estudiantes eritreos en una clase de Inglés en Shimelba, campo de refugiadas/os en el norte de Etiopía. Foto: ©Jen Steele

Estudiantes eritreos en una clase de Inglés en Shimelba, campo de refugiadas/os en el norte de Etiopía. Foto: Jen Steele

El 4 de noviembre, en el marco de la 38ª Conferencia General de la UNESCO, los Estados Miembros de la ONU fueron invitados a adherirse a la Declaración sobre Escuelas Seguras. La declaración, que ha recibido ya la adhesión de 51 Estados, ofrece a los gobiernos la oportunidad de expresar un amplio apoyo político a la protección y continuación de la labor educativa en medio de los conflictos armados.

Al hacer uso de la palabra en el evento donde se lanzó la declaración, la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, dijo que “en situaciones de conflicto, las escuelas, docentes y estudiantes no son víctimas de daños colaterales, sino que son blanco deliberado de los ataques. Esto es una crisis de derechos humanos, una crisis de seguridad y un desastre para el desarrollo a largo plazo”.

Bokova además afirmó que “esta situación hipoteca el futuro de sociedades enteras, impide que el mundo alcance el objetivo de no permitir que nadie quede rezagado y plantea un grave obstáculo a la consecución del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4, sobre educación”.

Por su parte, el Príncipe Heredero Haakon de Noruega afirmó: “Las escuelas y las universidades pueden proporcionar un poco de la estabilidad y continuidad tan necesarias durante los conflictos armados, pero el uso frecuente de esas instituciones con fines militares las hace vulnerables a los ataques. Tan sólo en Siria, ha habido más de 4.000 ataques contra escuelas en los últimos cuatro años”.

Un total de 28,5 millones de niñas y niños, la mitad de los menores que se encuentran sin escolarizar en el mundo, viven en zonas de conflicto. Al firmar la Declaración sobre Escuelas Seguras, la UNESCO y los Estados Miembros se comprometen a abordar las consecuencias de la violencia y el conflicto sobre las instituciones de enseñanza y a poner de relieve la importancia de garantizar el aprendizaje a lo largo de toda la vida para todas y todos durante esos periodos. Además, la declaración sirve de instrumento para que los Estados apoyen y apliquen las Directrices para prevenir el uso militar de escuelas y universidades durante los conflictos armados.

La Declaración sobre Escuelas Seguras es una iniciativa conjunta elaborada mediante consultas de Estado coordinadas por Noruega y Argentina en Ginebra, durante la primera mitad de 2015. La iniciativa recibió un respaldo inicial de varios gobiernos en la Conferencia de Oslo sobre Escuelas Seguras, convocada por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Noruega el 29 de mayo de 2015.

“Reconociendo el derecho a la educación y su papel en la promoción de la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones; decididos a reforzar progresivamente en la práctica la protección de la población civil en las situaciones de conflicto armado, en particular de los niños y los jóvenes; comprometidos con la labor común en pro de unas escuelas seguras para todos; apoyamos las Directrices para Prevenir el Uso Militar de Escuelas y Universidades durante Conflictos Armados, y vamos a utilizarlas e insertarlas dentro de la política y los marcos operativos nacionales en la medida de lo posible y apropiado”, afirman los Estados signatarios en la Declaración.

De América Latina y el Caribe, firmaron el compromiso: Uruguay, Panamá, Jamaica, Honduras, Ecuador, Chile, Costa Rica, Brasil y Argentina [mira aquí el listado de países completo].

En su condición de organización de las Naciones Unidas con el mandato de coordinar la labor educativa, la UNESCO desempeña una función dinámica en la promoción de la educación como parte de la respuesta de emergencia y la recuperación a largo plazo (educación en situaciones de emergencia y protección a la educación de ataques).